AMMA Chocolate

AMMA CHOCOLATE:  Nuestro primer contacto com Amma fué en el año 2016 en Rio de Janeiro. Conocimos los productos de Amma a través de Rafael, director de nuevos proyectos de Amma. Hicimos una cata de sus productos, tabletas de chocolate de diferentes porcentajes de cacao totalmente ecológico. Conocimos su historia de superación, la forma de cultivar, de proteger y recuperar el Bioma y la Sociobiodiversidad de la Mata Atlántica y de Amazonas, y quedamos encantados y muy alegres por su responsabilidad ambiental, social y cultural, por la calidad exquisita de sus productos, su humanidad y amor en todo el proceso de elaboración de de las tabletas de chocolate. Una historia auténtica de reconexión a la esencia, a la naturaleza. Una historia que dió vida a un libro: “Floresta, Cacau, Chocolate”, da Luiza Barreto e Diego Badaró. La Historia de 4 generaciones de cultivadores del cacao.

AMMA CHOCOLATE, SU HISTORIA: Todo empieza en 2002, cuando Luiza y Diego Badaró vuelven a las granjas de la familia Badaró – tradicional familia plantadora de cacao en el Sur de Bahía de 4 generaciones– para promover el cultivo orgánico del cacao en esas tierras y así garantizar y preservar la selva y el sustento de las familias rurales trabajadoras de la región. Así pues decidieron replantar toda la zona que ellos cultivaban con semillas ecológicas y así revertir el proceso de deforestación.

Para cultivar cacao y otros frutos mantenemos la asociación de cultivos de todas las especies que cohabitan en la selva y es en la asociación y preservación de todas estas especies, en este ecosistema tropical, que el cacao y otros frutos como el cupuaçu, familiar del cacao, crecen de forma saludable, con toda su fuerza y sabor, con toda su energía y propiedades para convertirse en un chocolate lleno de vida!

Empezaron a presentar sus habas en el Salón del Chocolate de París y rápidamente se interesaron grandes “chocalatiers” como François Pralus que les acabaron comprando habas para fabricar sus chocolates de gran calidad.

En 2007, Frederick Schilling, fundador de Dagoba Organic Chocolat (EUA), recibe una caja de muestras con las habas de cacao enviados por Diego. Como eran espectaculares y de muy alta calidad, respondió rápidamente a Diego. Un mes después, Frederick vino a la región de Bahía a visitar las granjas.

Luiza y Diego habían diseñado un proyecto de un chocolate que estuviese hecho desde el cultivo, desde el árbol hasta la tableta. Frederick se unió rápidamente a la idea y así fué así como comenzó Amma Chocolate, actualmente uno de los mayores fabricantes de chocolate orgánico y artesanal de Brasil.

Diego nos cuenta: “Nos sumergimos en los orígenes de la sabiduría ancestral y nos concentramos en hacer el mejor chocolate del mundo.”

Actualmente, las agricultoras están organizadas en forma de cooperativas de cultivo y comparten su conocimiento y experiencias en agricultura ecológica y biodinámica en la asociación e instituto que forma también a futuras generaciones de chocolateras, jóvenes habitantes de las comunidades indígenas y “quilombolas” (comunidades que huyeron de la esclavitud); ellas son las auténticas guardianas de las Selvas.

La misión de Amma Chocolate es cultivar el mejor cacao orgánico, con la red de cooperativas de agricultores, el instituto y los jóvenes chocolateros, para hacer chocolate 100% orgánico de altísima calidad, cuidando de las personas y del medio ambiente. Preservar y reforestar la Mata Atlántica del Sur de Bahía, Amazonas y Cerrado, promoviendo y recuperando socio económicamente la región y su sociobiodiversidad mediante el cultivo del cacao a partir de la elaboración de un chocolate saludable y exquisito que conquista los paladares del mundo entero, y que ya ha conseguido varios premios internacionales.

¿QUE OFRECE AMMA CHOCOLATE?

1 – LA SELVA: PLANTÍO, CULTIVO, RECOLECCIÓN, FERMENTACIÓN Y SECADO DEL CACAO.

Habas de excelente calidad conseguida con un proceso tradicional de cosecha de los frutos en su momento óptimo de maduración, la esmerada selección manual de las mejores habas, una fermentación más larga de lo habitual en el que se producirá su maravilloso sabor, el secado al sol en constante movimiento manual de las habas con palas de madera en su entorno tropical y el cuidado de los cultivos de los cacaoteros orgánicos con abonos naturales controlados para que el cacao no tenga químicos de ningún tipo y crezca en el lugar con el aire más puro el mundo, las selvas de Brasil, el “pulmón del planeta”.

2- TREE TO BAR.

Somos un chocolate Tree to bar, del árbol a la tableta. Plantamos, cultivamos, recolectamos y elaboramos el chocolate en la fábrica, muy cerca de los cultivos y así el cacao no pierde propiedades ni sabor en el traslado.

3- SOSTENIBILIDAD.

AMMA apuesta por la sostenibilidad y la sociobiodiversidad todo el proceso y eso incluye la correcta remuneración de los cultivadores y elaboradores del cacao organizados en cooperativas, para poder mantener esa calidad que marca su diferencia, pagamos 5 veces más que la mayoría de elaboradores de chocolate en Europa y esto también se refleja en el precio final.

4- SU EMBALAJE COMPOSTABLE en su interior y exterior en caja vegetal con tintas naturales se puede plantar en la tierra, y su cuidado diseño está inspirado en las últimas tendencias del mercado buscando una línea de actualidad, fresca y divertida, fusionando también los diseños artísticos de Luiza.

5- SU PUREZA:

Ingredientes puros, 1, 2 o 3 dependiendo de su porcentaje de Cacao Puro, sin añadidos de pasta de cacao. Las tabletas no contienen trazas, ni gluten ni lactosa de ningún tipo por lo que son aptas para celíacos, alérgicos a la lactosa y además tenemos el certificado Orgánico, Vegano, Halal y Kosher.

6- CERTIFICADOS ORGÁNICOS:

Tenemos la certificación B Corporation, Orgánico de Brasil y Europa, USDA, Demeter, Kosher, Halal, Vegano y del CCPAE (Consejo Cartalán de Producción Agraria Ecológica).

7- RESCATANDO LA CULTURA DEL CACAO!

Rescatamos la sociobiodiversidad de las Selvas de Brasil, el retorno socioeconómico, ecológico y la cultura del cacao a partir del cultivo, recolección y fabricación del chocolate. El secreto del buen chocolate está en el grano, en la almendra, en la haba. No sirve de nada tener grandes equipos y conocimientos sin una buena materia prima. El cacao que elaboramos en AMMA no es industrial porque cosechamos los frutos en el punto de maduración óptima y después hacemos un cuidadoso proceso de selección de las mejores habas que se colocarán en una caja de madera, forrada con hojas de plátano, para no entrar en contacto con el aire y terminar en un proceso de fermentación aeróbica que puede durar hasta 7 días. En ese momento es cuando se crea el sabor del cacao. Luego hay un secado tradicional lento al sol en su ambiente tropical y las habas son constantemente removidas con palas de madera durante este proceso. Así pues, el secreto del buen chocolate está en este mundo invisible de fermentación de levaduras y bacterias que terminará su elaboración en la ecofábrica sostenible, para darnos el más genuino y delicioso chocolate que trae a nuestro público el sabor y la fuerza de las selvas brasileñas.

 

arriba